Eclesiastés 3:1,17 "Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora". 17. "Al justo y al impío juzgará Dios;
porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace".

¿ Qué Pasaría Si Pudieras Dominar y Controlar El Tiempo Para SIEMPRE, Haciendo Exactamente Lo Que Deseas Hacer y Que El Dinero Nunca Más, Sea una Preocupación Para TI ?

Chat Online:

Testimonios

Testimonios

"En mi vida han pasado sucesos extraordinarios aplicando esas herramientas Dios me ha abierto puertas grandes, además me ha puesto delante de los grandes tengo un empleo donde puedo hacer la obra del Señor.

Mil gracias por estos entrenamientos que me han servido de mucho he pedido a Dios sabiduría y conocimientos y me sorprende como el Señor me habla mi vida ha cambiado y aplico todo en el trabajo y donde hago mi propósito."


Angélica María Márquez de México

 

"No cabe duda que ya estoy casada con este programa de entrenamiento y ante todo me ha ayudado muchísimo en todas las áreas de mi vida, estoy muy feliz, no sabía que era lo que quería en este momento me estoy segura y convencida que existe el poder de Dios, cuando uno lo busca y se preocupa por llenarse de él.

Así es que muchísimas gracias, que Dios lo bendiga siempre."


Norma Marilú Vásquez Monzón de Guatemala

 

"Realmente agradezco siempre a Dios por haberte puesto como su instrumento y contestar de esa manera a mis oraciones y peticiones a Él, en tus palabras, tono de voz, paciencia, y conocimiento lo estoy empezando a lograr.

Hay que estar como bien nos enseñas, enfocado y hacer una cosa a la vez pues solo así pude oír y entender lo que Dios quiere de mí y claro, obedecerle."


María Eugenia Guillen de México

 

"Estas enseñanzas han sido de gran bendición… Definitivamente el hecho de crear rutinas en nuestra vida nos va sirviendo para cambiar o incorporar ciertas conductas que nos permiten crecer como cristianos.

Estos dos últimos años he empezado a enseñar en el Instituto Bíblico de la congregación donde asisto y es algo que me llena mucho ya que por lo menos ponemos un granito de arena en el crecimiento del reino de Dios."


Lilia Mireya Jaramillo de Panama